ahorrar con un seguro de impago de alquiler

Alquilar: sí, pero con seguridad

Sep 28 • Legal

Por Dña. Raquel Rioja

Desde comienzos del 2017 estamos viviendo un nuevo boom inmobiliario, pero que tiene su origen no en la tradicional compraventa de inmuebles, sino en el alquiler, un fenómeno hasta ahora inédito en España.
Esto supone que los propietarios dispuestos a alquilar su vivienda deben tener claros varios aspectos determinantes a la hora de alquilar su propiedad con ciertas garantías. Hoy vamos a contaros qué es importante conocer antes de alquilar nuestra casa.

1. Comprobar la solvencia del futuro inquilino.

La vivienda supone el principal gasto para la mayoría de familias hasta el punto que consume más del 35% del presupuesto familiar. Por ello debemos tener presente que para que nuestro inquilino sea solvente y pueda pagarnos la renta siempre, el importe de la misma no debe superar el 40% de sus ingresos, de lo contrario, más tarde o más temprano, es probable que termine impagando.

Para ello, una vez decidido el importe de alquiler que vamos a establecer como renta para nuestra vivienda, debemos solicitar a nuestro futuro inquilino la documentación necesaria para verificar que cumple los requisitos de solvencia:

– su contrato de trabajo
– la documentación que acredite sus ingresos mensuales (nóminas, justificantes de pensiones, ayudas económicas, etc.). Si es autónomo, las declaraciones trimestrales, modelos 303 y 130 y resumen anual.

2. Firmar un contrato de arrendamiento

El contrato de arrendamiento debe estar adaptado a nuestras circunstancias y ser transparente para ambas partes pero, a su vez, debe también recoger con claridad y precisión, y siempre dentro del marco legal de la Ley de Arrendamientos Urbanos, las obligaciones de arrendador y arrendatario.

¿Y si nuestro inquilino no paga?

Bien, pero ¿y si pese a todo nuestro inquilino no nos paga? ¿Qué podemos hacer?

Lo cierto es que los impagos de alquileres son muy habituales y, legalmente, se ha ido modificando la práctica jurídica para tratar de solventar este gran problema para los propietarios de manera que, cuando menos, recuperen su propiedad lo antes posible.

Para ello, es importante recordar que con tan sólo una mensualidad de renta impagada, conforme determina el artículo 27 la LAU (Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos), podremos acudir a los Tribunales a exigir el cumplimiento del pago y eventual desahucio.

Lo más importante de un procedimiento de reclamación de deudas por impago de rentas y de desahucio no sólo es conseguir el abono de las cantidades adeudadas, sino la recuperación de la posesión de la vivienda, es decir, lanzar al inquilino que no nos paga y poder disponer de la vivienda con el fin de poder alquilarla de nuevo si así lo deseamos. Este procedimiento actualmente tiene una duración media de entre 4 y 6 meses.

El mayor problema que nos podemos encontrar una vez tengamos sentencia judicial firme que condene al pago de las rentas a nuestro inquilino moroso es la insolvencia del mismo, que nos impida embargar bienes en cuantía suficiente para cubrir las rentas impagadas y los gastos de nuestra defensa legal en juicio. Esto supone, que al final… seguimos perdiendo dinero.

3. Contratar un seguro de impago

Una excelente alternativa, y nuestra tercera recomendación en este post, es la contratación de un Seguro de Impago de Alquileres. Estos seguros, a los que acuden hoy en día la inmensa mayoría de propietarios que deciden alquilar sus casas, aportan una tranquilidad extra, ya que no sólo cubren la indemnización que cada propietario asegure por las rentas impagadas sino que a través de este seguro el propietario estará siempre asesorado legalmente por un equipo de abogados expertos sobre sus derechos en relación al contrato de arrendamiento, y tendrá a su disposición y sin gasto alguno, la defensa de sus intereses en vía judicial, cubriendo todo el procedimiento de reclamación de rentas y desahucio, lo que se traduce en tranquilidad y en no seguir perdiendo dinero.

No podemos evitar que los inquilinos impaguen, pero si podemos estar preparados y tranquilos si eso ocurre, siendo la mejor alternativa el asesoramiento preventivo y los Seguros de Defensa contra Impago de Alquileres.


Raquel Rioja es Abogada Senior del Servicio de Asesoramiento y Protección Jurídica de Allianz Global Assistance 

 

alquilerarrendamientodefensa legalimpagoprotecciónrentaseguroseguro de impago

Posts Similares

Comentarios cerrados.

« »