Coche volador

¿El coche volador dejará de ser cosa de ciencia ficción?

May 24 • En carretera

Gracias a la ciencia ficción, la idea del coche que vuela está arraigada en el imaginario colectivo unida a los conceptos de futuro y progreso. A la velocidad con la que avanza la tecnología, no es descabellado preguntarse si esa idea se materializará más pronto que tarde. No son pocas las empresas que están invirtiendo recursos en la investigación y desarrollo del coche volador y algunos de estos proyectos tienen ya la fecha de lanzamiento marcada en su calendario. Estos tres prototipos de coche volador van muy en serio:

 

El Taxi-Dron de Dubai

Dubai quiere que los taxis voladores sean una realidad este mismo verano. La iniciativa fue anunciada por el gobierno el pasado mes de febrero y se espera que las primeras unidades de taxis estén operativas durante el próximo mes de julio.

Será la empresa de drones EHang, de origen chino, la que suministre los vehículos: se trata de medios de transporte individuales y autónomos, el usuario elegirá el destino en una pantalla y será dirigido hacia él desde un centro de control. La autonomía de vuelo es de media hora y la velocidad rondará los 100 km/h.

Lo cierto es que los taxis-drones de Dubai serán más parecidos a una aeronave (se mueven gracias a 8 hélices) que a un automóvil pero, desde luego, prometen ser una buena alternativa para ahorrarse atascos en carretera. Eso sí, para quién se lo pueda permitir: cada viaje costará unos 600 euros.

El coche volador de Uber

Por su parte, Uber ha lanzado su propio órdago al transporte aéreo de viajeros por ciudad asegurando que pondrá coches en el aire en el año 2020. De nuevo, Dubai quiere ser pionera en la adopción de este medio de transporte que también estará disponible en Estados Unidos, en concreto, en el aeropuerto de Dallas-Fort Worth.

La tecnología que utilizará Uber para sus ambiciosos planes está pendiente de desarrollo, pero se espera que se trate de pequeños aviones eléctricos que puedan despegar y aterrizar en vertical. El reto se multiplica: también se debe desarrollar la infraestructura necesaria para que estos puedan despegar, aterrizar y circular. Para empezar, la compañía estima que necesita unas 1.000 unidades, 83 pistas de aterrizaje y 12 puntos de carga para cubrir 3 ó 4 ciudades.

Según cálculos de Uber, sus coches voladores cubrirán el viaje entre el paseo marítimo de San Francisco y San José en 15 minutos (hacerlo por carretera hoy lleva más de dos horas). ¿Y cuánto costará? La compañía ha asegurado que sería asequible: el precio por kilómetro sería tan sólo un poco superior a la tarifa actual para los viajes por carretera. A largo plazo, viajar en estos coches voladores saldría más a cuenta que tener un coche en propiedad. O eso prometen.

 

El Kitty Hawk Flyer del fundador de Google

Larry Page tiene el sueño de que las personas puedan volar y está dando pasos de gigante hacia su objetivo. De momento, llamar “coche” al prototipo puede parecer prematuro (no tiene ruedas ni carrocería y transporta únicamente a una persona) pero su vehículo volador, el Kitty Hawk Flyer, fruto de una inversión privada de 100 millones de dólares, ya ha sido presentado y se espera que pronto salga a la venta, al menos en Estados Unidos.

El Kitty Hawk Flyer está diseñado para volar sobre el agua y la compañía que lo ha desarrollado promete que se aprende a manejar en cuestión de minutos. Sus planes incluyen el desarrollo de nuevos modelos que puedan volar sobre otros terrenos y que tengan la capacidad de transportar a varias personas.

En conclusión, parece que en cuestión de años (o meses) los primeros prototipos de coche volador estarán cubriendo sus primeras rutas en algunos puntos del planeta pero desarrollar la tecnología es sólo el primer paso: después entrarán en juego otras cuestiones: infraestructura, leyes, seguridad… Pero puede que el futuro llegue antes de lo que nos esperamos.

ciencia ficcióncoche voladorDubáifuturokitty hawk flyerlarry pagetaxitaxi drontecnologiaubervolar

Posts Similares

Comentarios cerrados.

« »