¿DE DÓNDE VIENE EL DICHO “HACERSE EL SUECO”?

Oct 6 • El dato

A lo largo de varios post de este blog os hemos ido contando el origen de ciertos dichos que tienen que ver con aspectos geográficos tales como “valer un Potosí”, “naranjas de la china” o “más se perdió en Cuba (y volvieron silbando)”. Siguiendo esta estela, hoy os proponemos averiguar el origen del dicho “hacerse el sueco”.

 

¿Qué significa “hacerse el sueco”?

El dicho popular “hacerse el sueco” hace referencia a una persona que intenta hacerse el despistado para que parezca que algo no tiene que ver con él. Según la RAE, significaría “desentenderse de hago, fingir que no se entiende”.

Un ejemplo de ello sería cuando uno va caminando por la calle y se encuentra con alguien a quien no quiere ver y se hace el despistado, esa persona se estaría haciendo el sueco. Otra opción sería cuando en una conversación se alude a un hecho que hace referencia a alguno de los presentes y este hace como si la cosa no fuera con él.

 

¿Cuál es el origen del dicho?

Según algunos autores, el origen haría referencia a la forma en que actuaban los marineros suecos al atracar en nuestros puertos, donde no podían entender lo que se les decía ya que desconocían nuestra lengua. Es decir, que vendría por imitación a esos marineros, haciendo que no entienden de lo que se les habla y teniendo así relación con la expresión “hacer oídos de mercader”, cuyo significado sería el mismo que la expresión “hacerse el sueco”.

 

Quizá te interese también: Planes para disfrutar del “síndrome de Estocolmo”

 

Sin embargo, a pesar de la referencia al gentilicio del país escandinavo, lo cierto es que, probablemente, su origen nada tiene que ver con los habitantes de Suecia, sino más bien con los zuecos, sí, con un tipo de calzado. Y te preguntarás, ¿por qué? Pues bien, en realidad, la palabra sueco a la que hace referencia el dicho, provendría del vocablo latino soccus, que es como se llama el tipo de calzado que utilizaban los cómicos en las representaciones de teatro cómicas en la antigua Roma, y en contraposición del coturno, el zapato que utilizaban los actores que representaban dramas. Esta es la tesis que defiende el lexicógrafo José María Iribarren en su libro “El porqué de los dichos”. De la palabra soccus deriva la palabra zoquete, que según la RAE, y entre otras acepciones, significa “persona tarda en comprender”. Esto significaría que el que se hace el sueco se haría el corto de entendederas y por tanto tendría sentido como explicación del dicho.

Si después de entender el origen de esta frase hecha quieres ir a Suecia a comprobar si sus marineros entienden o no nuestro idioma, ¡no te olvides contratar tu seguro de viaje con Allianz Global Assistance y disfrutar de la experiencia sin preocupaciones!

 

Imagen de portada de Thomas Fabian

dichohacerse el suecoorigenrefranessuecozoquete

Posts Similares

Deja un comentario

« »