LOS PUEBLOS MÁS PEQUEÑOS DE ESPAÑA

Sep 29 • Top

En nuestro país existen infinidad de diminutas localidades donde la población es cada día más reducida debido al éxodo que se produce de las zonas rurales a las grandes ciudades, fundamentalmente en busca de oportunidades laborales o educativas. Esto es una realidad pero, ¿cuáles son los pueblos más pequeños de España y cuál es su población?

La despoblación de localidades rurales ha llevado a muchos pueblos a su despoblación total o casi total, tanto que en algunos de ellos únicamente está censado su alcalde. Aunque en los últimos años se han producido casos en los que algunos pueblos han decidido ofrecer vivienda y trabajo a familias con niños con la intención de atraer a familias en paro y así repoblar sus casi desiertas calles, evitando así su desaparición, aún son muchos los que se encuentran con una población al borde de la extinción.

 

Los pueblos más pequeños de España

 

Jaramillo Quemado

Con tan solo 5 habitantes censados, este municipio situado en la comarca de La Demanda, en la provincia de Burgos, fue antaño una tierra de insignes hidalgos, de ahí que su anterior nombre fuera Jaramillo de los Caballeros. De ese pasado próspero aún quedan vestigios como los blasones que lucen algunas de sus casas o las infraestructuras propias de una localidad que antaño fuera prominente como eran el molino, la fragua o los hornos comunales. Como especial atractivo el pueblo cuenta con una iglesia parroquial de estilo románico, San Martín de Tours.

 

Quizá te interese también: Los pueblos más bonitos de España

 

 Illán de Vacas

Ubicado en la comarca de Torrijos, en la provincia de Toledo, esta población contaba, según datos del censo de 2015 cuenta con 6 habitantes. Sin embargo, tan solo unos años antes la población censada era de una persona, su propio alcalde. Este es un caso extremo, pero que puede darse cada vez con mayor frecuencia según van falleciendo las personas que quedan en estas localidades si no se repueblan.

 

Estepa de San Juan

Con tan solo 7 habitantes, según datos de 2015, este municipio de la comarca de Tierras Altas, junto a la sierra de San Miguel, en la provincia de Soria, es el tercero en el ranking de los pueblos más pequeños (en población) de España. Su economía está basada en el cultivo de cereales como la cebada, la avena y el trigo y a la ganadería ovina y bobina. Entre sus elementos a destacar, la capilla del siglo XVI de su iglesia parroquial de San Esteban.

 

 

Villarroya

Continuamos nuestra peculiar ruta por España recalando esta vez en La Rioja Baja, más concretamente en la comarca de Arnedo, donde encontramos este pequeño municipio que cuenta con tan solo 8 habitantes, según datos del INE de 2014. Como curiosidad de este pequeño pueblo riojano, decir que en las dos últimas elecciones, su mesa electoral cerró al minuto de abrir porque ya estaban todos los votos recopilados. Una de las ventajas de vivir en una población tan reducida.

 

Quizá te interese también: Los pueblos con los nombres más graciosos de España

 

Valdemadera

No nos vamos muy lejos y es que, también en La Rioja, en la comarca de Cervera,  encontramos esta población que cuenta con un total de 8 habitantes según el censo de 2015, pero donde según información del diario LaRioja.com, únicamente viven de manera habitual dos matrimonios de más de 80 años, quedando a merced de una población flotante que tiene el municipio como lugar de veraneo. Entre su patrimonio se encuentran la ermita de San Pelayo y la Iglesia de la Encarnación.

Si después de conocer estos pequeños pueblos de España quieres hacerte una ruta con tu coche para conocerlos en persona, no olvides contratar tu seguro de asistencia en carretera de Allianz Global Assistance para evitar que una mala pasada deje tu coche en la cuneta.

 

Foto de encabezado de la Ermita de San Pelayo de Valdemadera es de Juanma232

españaEstepa de San JuanhabitantesIllán de VacasJaramillo QuemadopequeñospoblaciónPueblosValdemaderaVillarroya

Posts Similares

2 Comentarios en LOS PUEBLOS MÁS PEQUEÑOS DE ESPAÑA

  1. Felipe Rodríguez gonzalez dice:

    Indudablemente en lo pequeño está la esencia. Soy partdario de ahondar en cómo se vive actualmente en los pequeños pueblos o aldeas. Es evidente que el arraigo en uno de estos pueblos pequeños en los que nada y todo es noticia crea un sentimiento que para el que no naido y crecido en uno de ellos es difícil de explicar. Mi pueblo, que está en la provincia de Salamanca me trae unos agradables y nostálgicos recuerdos y no es otro que mi querido Tabera de Abajo.

    • Redacción Redacción dice:

      Hola Felipe. Por supuesto que un pueblo pequeño tiene un gran encanto. Es una pena que lugares así acaben por quedar despoblados y que en muchos casos se acaben borrando de la memoria, por eso queríamos rendirles un pequeño homenaje desde nuestro blog. Un saludo.

Deja un comentario

« »