¿CÓMO ELEGIR UN BUEN CASCO PARA LA BICI?

Ago 31 • En carretera

La bici es un medio de transporte limpio y barato y, además, la herramienta principal para practicar varios tipos de deportes, tanto si la usas para desplazarte como para ejercitarte, siempre es necesario llevar casco. Estos son los aspectos a tener en cuenta antes de elegir uno:

En primer lugar tenemos que pensar en el tipo de actividad que vamos a realizar con la bici, porque no es lo mismo un casco para circular con bicicletas de ciudad, más redondo, o cascos de carretera que son más ligeros y poseen bastantes ventilaciones.

 

Quizá también te interese: 5 consejos para elegir el casco de moto ideal

 

Los cascos para disciplinas de montaña y travesías cuentan con muchas ventilaciones y son más ligeros. Para la práctica más extrema en montaña, con grandes descensos y saltos, es necesario un casco más protegido, de tipo integral, como los que se usan en motocross, que protegen toda la cabeza y mandíbula. Si se va a practicar BMX, se pueden utilizar dos tipos de cascos: redondos y fabricado con materiales duros, suelen utilizarse en circuitos urbanos y skateparks, o cascos integrales.

bicicross

Foto de Dai Williams

 

Una vez sepamos cual es el casco necesario para el tipo de bici y uso que vamos a hacer de la misma, debemos tener en cuenta el tallaje del casco y probárnoslo. Para conocer la talla de casco adecuada debemos medir la circunferencia de la cabeza desde la frente hasta la parte más ancha. Cuando se tenga la medida habrá que acudir a las tablas de talla de cada fabricante para saber qué talla se ajusta a esa medida.

Además se recomienda probarse el casco, al hacerlo debemos cercióranos de que el casco no se mueve y se ajusta lo necesario sin apretarnos. Por otro lado, el casco debe de colocarse en posición recta con respecto a las cejas y la frente.

En cuanto a los colores del casco son mejores aquellos de colores llamativos como el rojo o los que incorporen elementos reflectantes para que seamos mejor vistos en horas de poca luz.

foto casco

Foto de Shawn Mcafee

 

Los cascos de una sola pieza, es decir, los que tienen la carcasa exterior directamente modelada sobre el material del interior son más seguros que los que están formados por estas dos piezas separas y pegadas, ya que es posible que ante un impacto fuerte una de las dos partes se desprenda. Además, los cierres de tipo clic son más prácticos a la hora de quitarse y ponerse el casco más rápidamente.

También, recuerda que todos los cascos deben tener el logo de certificado de la normativa europea.

Por último, ten en cuenta que los cascos deben cambiarse en un periodo de unos cinco años, ya que el polietileno se expande con el tiempo y pierde su efectividad. Lo mismo sucede cuando el casco sufre el impacto de un golpe fuerte por ejemplo, tras una caída, ya que los materiales pierden tensión y no protegen bien.

Si además de circular en bici te gusta utilizar el coche, ¡no te olvides de contratar tu seguro de asistencia en carretera Allianz Global Assistance!

 

Foto de portada de Nick Ledford

bicibicicletaCascoconsejoselegir

Posts Similares

Deja un comentario

« »