7 Maravillas Gastronómicas de España: II

Ago 4 • Allianz Global Assistance

Nuestro viaje en busca de las 7 Maravillas Gastronómicas de España, nos lleva hoy a cuatro comunidades autónomas que comparten la C de comida, pero también la C de calidad. Los espectaculares platos de Canarias, Cantabria, Catalunya y Castilla La Mancha serán los protagonistas de este nuevo post, con el que desde Allianz Global Assistance revindicamos la riqueza culinaria de nuestro país como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad ante la UNESCO.

Prepara la mochila y los cubiertos para deleitarte en esta excursión a través el mundo del sabor más tradicional de nuestra tierra. ¡Se te hará la boca agua!

 

Canarias: papas arrugadas con mojo

Papas arrugás

 

Que las patatas son uno de los pilares de la dieta mediterránea, no supone ninguna novedad. Decenas platos de nuestra gastronomía comparten a este popular tubérculo como ingrediente principal, ya sea en su variante frita, cocida o asada. Pero de entre todas estas recetas, una brilla con luz propia por su carisma y singularidad, y esa no es otra que las papas “arrugás” típicas de Canarias.

Las papas arrugás deben su nombre al peculiar aspecto que adquiere la hortaliza tras su proceso de elaboración. Las denominadas papas bonitas, son la materia principal de esta maravilla culinaria, que sigue una receta tan sencilla como efectiva. Las patatas deben ser colocadas en una cazuela grande con abundante agua y sal gorda. Tras un poco más de media hora de cocción, se retirarán del fuego y secarán. Por último, serán colocadas en el fuego unos cinco minutos, añadiendo sobre ellas una pizca de sal y pimienta, hasta que adquieran su característico aspecto.

Las papas necesitan de un acompañante que haga de este, un plato diez, hecho que consiguen con la ayuda del emblemático mojo canario. Ya sea en su versión verde o roja, esta salsa logrará elevar las papas arrugás a su máximo esplendor.

 

Cantabria: quesada pasiega

Quesada pasiega

 

De origen incierto, ya la popular novela “El Libro del Buen Amor”, del Arcipreste de Hita, datado del siglo XIV habla del conocido como queso asadero, aquel que gana sabor tras ser asado y que es el precedente más directo de la quesada pasiega.

Este espectacular postre debe su nombre a la Comarca de los Valles Pasiegos, situados en la preciosa Cantabria. Y dentro de estos majestuosos valles, hay uno que destaca por encima de todos en lo que a la elaboración de este majestuoso plato se refiere, la Vega del Pas. Entre sus verdes laderas y sus acogedoras cabañas llevan siglos perfeccionando esta obra de arte de la repostería.

La receta original de la quesada pasiega sigue los siguientes pasos. Lo primero es calentar la leche cuajada y mezclarla con azúcar, mantequilla, canela y limón para dotarle de sabor, y, sobre todo, de aroma. Hecho esto, hay que incorporar los huevos batidos para después añadir la harina. Con la mezcla hecha y amasada, el último paso será hornearla hasta que la superficie esté dorada. Ya sea servido en frio o en caliente, esta delicia hará que acabes chupándote los dedos.

 

Catalunya: crema catalana

Crema catalana

 

De postre a postre y como porque me toca. En el terreno de la repostería, hablar de Catalunya es hacerlo de la crema catalana. Pese a que en la actualidad su popularidad ha provocado que pueda ser consumida en cualquier momento del año, hasta hace no mucho, este plato era consumido en contadas y grandes ocasiones, destacando el día del Padre, por lo que también recibe el nombre de crema de San José.

Pese a que ingleses y franceses también reclaman su patente, la auténtica crema catalana aparece por primea vez recogida en recetarios como medievales como el Llibre de Sent Soví del XIV o el Llibre del Coch del XVI, bajo el nombre de “llet cuita”, en castellano, leche cocida.

El primer paso a seguir para realizar esta delicia, es disolver la maicena de la harina de maíz en leche. Una vez hecho esto, lo siguiente será añadir el azúcar y las yemas de huevo, batiendo toda la mezcla. En un recipiente aparte, calentar leche con canela, para después, unir esta con la crema anteriormente creada. Tras cocinar a fuego lento esta mezcla, solo faltará servirla, cubriendo el plato de azúcar que será quemada, para darle ese crujiente tan característico.

 

Castilla La Mancha: pisto manchego

Pisto manchego

 

La tierra del Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha puede enorgullecerse de tener algunos de los mejores quesos y vinos de nuestro país, pero, sobre todo, de uno de los platos más característicos del patrimonio español, el tan saludable como exquisito pisto manchego.

Con una clara influencia de la alboronía andalusí, el pisto surge como fuente de energía para los campesinos manchegos, que aprovechaban las hortalizas de la huerta para cocinar las verduras al propio aire libre, saciando su apetito para continuar con la dura jornada de trabajo.

Acompañado con un buen pan, la receta tradicional del pisto manchego cuenta con los siguientes ingredientes principales: pimiento rojo y verde, cebolla, calabacín, tomate, y por supuesto, aceite. El proceso de elaboración del pisto manchego está caracterizado por su sencillez. Las verduras citadas, que pueden incluir otras como la berenjena, serán troceadas para, posteriormente, sofreír a fuego lento hasta lograr la cocción precisa. Aunque no corresponde con la receta original, este plato puede coronarse con un huevo frito que hará que no quieras comer otra cosa nunca más.

 

La elección de las #7Maravillas Gastronómicas de España es una iniciativa de Allianz Global Assistance, compañía líder mundial en seguros de viaje y asistencia. Recuerda que puedes votar a tus candidatos en http://7maravillas.es/.

 

CanariasCantabriacrema catalanaespañaGastronomíaMaravillas Gastronómicaspapas arrugadaspisto manchegoquesada pasiega

Posts Similares

Deja un comentario

« »