CURIOSIDADES SOBRE EL PUENTE DE BROOKLYN

Jul 12 • El dato

La ciudad de Nueva York está llena de lugares y monumentos emblemáticos que han sido reflejados hasta la saciedad en multitud de películas y series, tanto que en ocasiones parece que ya es una extensión de nuestra propia ciudad y que la conocemos como la palma de nuestra mano, sin embargo, aún hay muchos secretos que seguro que no sabemos sobre algunos de estos monumentos, hoy os contamos unas cuantas curiosidades sobre el Puente de Brooklyn, una de las construcciones más célebres de la ciudad estadounidense gracias películas como Manhattan de Woody Allen.

Ideado a finales del siglo XIX por el ingeniero John Augustus Roebling, el Puente de Brooklyn era conocido originalmente como puente de Nueva York y Brooklyn y posteriormente puente de East River no siendo hasta 1915 cuando adquirió oficialmente su actual nombre. La construcción se llevó a cabo entre el 3 de enero de 1870 y el 24 de mayo de 1883 y fue el primero que conectó la isla de Manhattan con Brooklyn atravesando el río East. Toda una proeza de la ingeniería de su época, es ahora uno de los símbolos de la ciudad y ofrece una de las vistas más emblemáticas del skyline de Nueva York. Conócelo un poco más en profundidad gracias a estas curiosidades.

 

Marcando estilo

El de Brooklyn fue el primer puente colgante en usar cables de acero para su suspensión, sin embargo, esta no fue su única proeza y es que además fue el más largo de su tipo hasta 1903, cuando se construyó el puente de Williamsburg, que también conecta ambas orillas del East river y que contaba con sólo 1,37 metros más que su predecesor.

 

Una obra de gran envergadura

Para la construcción de una obra de semejante envergadura y en una época donde no existían los adelantos con los que contamos hoy en día, suponía unas necesidades extras de mano de obra y de tiempo para su construcción. 14 años fueron los empleados para su realización y contó con mano de obra compuesta por 600 trabajadores.

PuenteBrooklynNoche

Foto de John St John

 

No todo fueron cosas buenas

Lamentablemente, también se produjeron numerosas bajas entre los trabajadores durante su construcción, al menos 20 personas fallecieron trabajando en esta obra, entre otros el propio diseñador del puente de Brooklyn. Además, tras su inauguración, la gente desconfiaba sobre la estabilidad de este trabajo de ingeniería por lo que en una ocasión en la que una mujer comenzó a gritar tras quedársele un tacón enganchado entre dos tablones, provocó una estampida de los viandantes que pensaban que el puente iba a colapsar, el resultado, 12 personas fallecieron en el incidente.

La senda de los elefantes

Tras el incidente de la estampida, la gente no conseguía confiar en el puente por lo que un año más tarde, el empresario circense Phineas T. Barnum decidió emprender una promoción insólita para su circo y a la vez acabar con las dudas sobre la solidez del puente de Brooklyn. Para ello, el 17 de mayo de 1884 sacó a desfilar por el puente a una de las estrellas de su circo, el elefante gigante Jumbo junto a otros 20 elefantes más. Esta acción le supuso un gran éxito de negocios y recuperó la confianza de los ciudadanos de Nueva York con respecto a la resistencia de la obra de ingeniería.

 

 

Un lugar seguro

Muchos años después de recuperar la confianza de los neoyorkinos, en los cimientos del puente, donde se habían creado distintos locales que fueron proyectados como negocios pero que quedaron relegados a ser trasteros, se encontró un refugio que data de la Guerra Fría. Este hallazgo realizado en el año 2006 sacó a la luz un espacio seguro en el que, entre otras cosas, se encontraron 300.000 paquetes de galletas saladas. Parece que quien lo montó tenía claro que las provisiones eran fundamentales para la subsistencia.

 Tráfico intenso

Esta vía de comunicación entre las dos orillas del río East es una de las más concurridas, tanto que cada día 100.000 vehículos, 2.600 bicicletas y 4.000 peatones cruzan de lado a lado el puente de Brooklyn. Sin embargo, a pesar del intenso trasiego, siempre puede uno encontrar un momento de tranquilidad para tomar unas magníficas fotos sin tener que esquivar a demasiada gente.

 

Quizá te interese también: 5 puentes europeos que debes cruzar

 

Recuerda que si quieres ir a visitar la ciudad de los rascacielos, Iberia y AirEuropa te ofrecen la posibilidad de volar en vuelo directo y de contratar tu seguro de Allianz Global Assistance cuando compres tu billete de avión.

 

Foto de encabezado de Curtis MacNewton

BrooklyncuriosidadesdatosManhattanNueva YorkPuente

Posts Similares

Deja un comentario

« »