LAS ESTATUAS BAJO EL AGUA MÁS MISTERIOSAS

Jun 17 • Top

Los fondos marinos esconden todo tipo de maravillas, desde grandes arrecifes de coral llenos de vida a tesoros hundidos, sin embargo, en los últimos años se han puesto de moda sumergir, en zonas controladas del mar, esculturas que solamente pueden ser visitadas mediante la práctica del submarinismo. Estos museos submarinos nos presentan otra forma diferente de ver el arte rodeados de naturaleza en lugar de entre las paredes de un centro de arte tradicional. Te descubrimos las estatuas bajo el agua más misteriosas. ¡No te las pierdas!

El escultor británico Jason deCaires Taylor se ha hecho famoso por sus esculturas submarinas repartidas a lo largo y ancho del planeta. Construidas con materiales ecológicos a los que se les “plantan” corales con el fin de convertir estas esculturas en pequeños arrecifes artificiales, algo muy necesario para mantener el control de las mareas y evitar así maremotos que destruyan poblaciones costeras ya que absorben entre el 70% y el 90% de la energía generada por el oleaje. El último de estos museos submarinos, el Museo Atlántico, ha sido recientemente abierto frente a las costas de la isla canaria de Lanzarote.

 

 

Estas son algunas de las estatuas  de desCaires más misteriosas sumergidas en las profundidades:

Inertia (Inercia)

Se trata de la escultura de un hombre sentado en un sofá frente al televisor mientras se prepara para comer una hamburguesa rodeado de botellas de refresco y otros desperdicios. Se trata de un triste retrato del sedentarismo que cada vez más se apodera de la sociedad. Una crítica social que sin embargo muestra una gran belleza gracias al entorno que le proporcionan su ubicación a 4 metros de profundidad en Punta Nizuc, Cancún (México). Esta escultura se encuentra en un espacio conocido como MUSA (Museo Subacuático de Arte).

Reclamation (Recuperación)

Se trata de una figura femenina arrodillada y con los brazos y la mirada apuntando hacia la superficie del agua como si estuviera implorando. De sus costados brotan unos corales conocidos como abanicos de mar, que asemejan alas. Al igual que la escultura Inertia, ésta se encuentra en Punta Nizuc, Cancún.

 

Quizá te interese también: Los 7 museos más raros del mundo

 

Viccisitudes (Vicisitudes)

Un círculo formado por 26 hombres y mujeres que se cogen de las manos dando la espalda al interior de la formación. Sus rostros aparecen con una expresión relajada y ojos cerrados, como si durmieran estando de pie. En origen las esculturas eran de un color blanquecino, pero en la actualidad sus cuerpos y rostros están cubiertos por centenares de corales, algas y otros seres vivos que han instalado en ellos sus hogares. Este misterioso grupo escultórico se encuentra situado en las costas de la isla de Granada, en las Antillas menores.

 

 

Sin embargo, Jason desCaires no es el único artista que ha utilizado el fondo marino como recinto expositivo, sino que hay otros autores que han sumergido bajo el agua sus estatuas para envolverlas de misterio y belleza, como si fueran esculturas perdidas de antiguas civilizaciones. Uno de estos artistas, es el cubano Elier Armando Gil, quien dentro del espacio expositivo MUSA (en el que además de desCaires y Armando exponen otros 4 autores) cuenta con varias misteriosas estatuas como son las siguientes:

Umbral

Se trata de una estatua de mujer erguida en posición hierática situada bajo el umbral de un arco. Esta figura comparte espacio con algunas de las anteriores en el MUSA de Punta Nizuc.

Entendimiento

Se trata de un conjunto escultórico formado por seis hombres sentados en círculo con las piernas cruzadas sobre bloques de piedra. Situados en torno a otro bloque hexagonal sobre el que se eleva una especie de mesa hecha de una pieza semiesférica sobre la que reposa un monolito. Todos los hombres miran hacia este monolito. Al igual que la anterior se encuentra en Punta Nizuc.

Por último, nos centraremos en la escultura de una sirena, pero no, no se trata de la famosa de Copenhague sino que esta se encuentra en las profundidades del mar a 50 metros de la costa de la isla de Gran Caimán. Anphitrite (Anfitrite), que es como se llama esta gran diosa marina de bronce y 272 kilos de peso sumergida a 15 metros de profundidad, es obra del escultor Simon Morris.

 

 

Si después de leer este post y ver estas misteriosas estatuas sumergidas bajo el agua te has quedado con las ganas de ir a verlas en vivo y en directo, no olvides contratar tu seguro de viaje con Allianz Global Assistance para poder viajar con la total tranquilidad que sólo te puede dar el líder mundial en seguros de viaje y asistencia.

 

Foto de encabezado de julie rohloff

esculturasestatuasmarmisteriosasMuseosubmarino

Posts Similares

Deja un comentario

« »