Cinco consejos para superar el miedo a volar

May 6 • El dato

Viajar alrededor del mundo y conocer todos los lugares posibles es un sueño que a muchos les gustaría cumplir. Sin embargo, montar en un avión puede tornarse en una auténtica pesadilla para aquellas personas que sufren aerofobia, o lo que es lo mismo, miedo a volar. Si quieres superar esta fobia, no te pierdas estos consejos para conseguir que tus vuelos sean lo más placenteros posible.

1. Conocer en qué consiste la aerofobia para poder combatirla. No debemos confundir el miedo a volar con los nervios propios que genera coger un avión. La aerofobia viene definida como el miedo o temor a volar y afecta a alrededor de un 25% de la población mundial.

En gran parte de los casos, puede estar relacionada con otras fobias como la claustrofobia (miedo a los espacios cerrados) o la acrofobia (temor a las alturas). Suele ser motivada por alguna experiencia traumática, ya sea relacionada con un vuelo anterior o no, y por las inseguridades que genera el no tener el control de lo que sucede. Todo esto quedará manifestado en un posible ataque de ansiedad, cuyo grado dependerá de cada individuo.

2. Seleccionar el vuelo. Adquirir con tiempo el billete del avión en el que realizarás el viaje es de vital importancia por varios motivos. El primero de ellos es que podrás escoger el asiento que prefieras, siendo aconsejable elegir alguno que dé al pasillo, para evitar la sensación de vértigo que produce la ventanilla. Es recomendable que el viaje sea por la mañana, con el objetivo de que el nerviosismo no se acumule a lo largo del día y llegar más despejado al aeropuerto.

Además, la elección anticipada del vuelo ofrecerá la posibilidad de obtener información del trayecto, los aeropuertos y el avión, con el fin de que estos datos otorguen una mayor seguridad al pasajero.

3. Practicar ejercicios de respiración. La mejor forma de apaciguar una posible crisis de ansiedad durante el vuelo es realizar ejercicios de respiración. Estos se pueden clasificar según el tipo de respiración en: diafragmática, torácica, clavicular y completa. Es esta última la que más te ayudará a frenar los primeros síntomas de un ataque de ansiedad. Para llevarla a cabo correctamente, basta con seguir los pasos detallados a continuación:

-Coloca una mano sobre tu pecho y otra en el abdomen.

-Inspira lentamente mientas notas cómo se hincha tu abdomen. Continúa inspirando hasta que notes cómo tu pecho y tus clavículas se expanden.

-Mantén el aire durante tres segundos.

-Expulsa el aire por la boca lentamente, sintiendo cómo clavículas, tórax y abdomen se deshinchan.

-Reposa unos segundos y comienza de nuevo el ejercicio.

4. Viajar acompañado. Siempre que sea posible, será positivo viajar al lado a un familiar o amigo de confianza. Esta persona será la más indicada para tranquilizarte en caso de perder los nervios, ya que será la que mejor conozca tus miedos. Además, una buena conversación será el entretenimiento ideal para olvidarte de que estás volando.

5. Distraerte durante el vuelo. En caso de tener que viajar solo, una buena música puede ser tu mejor acompañante. Lo más recomendable es escuchar algo tranquilo, que favorezca nuestra relajación, pero la decisión final dependerá de tus propios gustos musicales. Si prefieres otro método de distracción como un libro o una película, es importante que en ninguno de ellos sucedan sobresaltos importantes y, por supuesto, ningún tipo de accidente.

Te puede interesar: 10 situaciones viajeras con las que te sentirás muy identificado

Los miedos están ahí para hacernos más fuertes al superarlos. Un mundo te espera fuera de nuestras fronteras y con estos consejos no tendrás miedo a volar fuera de ellas. Además, siempre puedes contar con el seguro de viaje de Allianz Global Assistance.

aerofobiaaviónfobiamiedo a volarviajarviajevuelo

Posts Similares

Deja un comentario

« »