7 consejos para circular en montaña

Abr 7 • En carretera, Te asistimos

Llega el buen tiempo y con él aumentan las excursiones y escapadas a entornos naturales. Uno de los destinos preferidos por los amantes de la naturaleza son las subidas a montaña. Allí se pueden disfrutar de grandes vistas y de entornos ideales para la fotografía. Llegar arriba de la montaña y descender después no es tan fácil como pueda parecer, así que te brindamos estos consejos para tu seguridad y para que tu coche sufra lo menos posible:

1- La clave del éxito en la conducción de montaña es la tranquilidad. Lleva a cabo una conducción suave con una aceleración constante. Adáptate a las circunstancias de la carretera y no conduzcas a más velocidad de la adecuada ya que estarás poniendo en riesgo tu integridad-aumenta el riesgo de salirse en una curva o de colisión frontal- al mismo tiempo que castigarás tu motor y frenos más de la cuenta.

2- Cuando estés ascendiendo busca una velocidad constante sin tirones. Debes llevar a cabo una aceleración que te permita hacer el menor uso posible de los frenos, ya que se sobrecalientan más en estas circunstancias. Mantente a la derecha en todo momento para evitar invadir el carril contrario. Utilizar marchas cortas que aporten fuerza al motor. Puedes ascender en segunda y meter tercera en tramos más despejados.

3- Durante el descenso la caja de cambios puede ser una herramienta muy útil para evitar utilizar el freno. Alterna marchas cortas que confieran más agarre al motor con marchas largas para tramos despejados y más largos. Conviene que antes de iniciar un descenso compruebes siempre el estado de los frenos, para evitar cualquier susto durante el trayecto. Bajar en punto muerto puede resultar una opción atractiva, pero es completamente desaconsejable, ya que el coche se acelerará más y tendrás que hacer uso del freno constantemente.

4- No adelantes bajo ningún concepto en curvas o cambios de rasante donde la visibilidad es reducida. Se trata de una maniobra muy peligrosa que podrías pagar cara.

5- Sigue en todo momento las indicaciones de seguridad de las señales y mantén toda la concentración en la carretera. El paisaje puede ser maravilloso, pero ya disfrutarás de él con el automóvil estacionado. Tu vista y el resto de tus sentidos tienen que estar enfocados en su totalidad a la conducción.

6- La frenada debe ser progresiva y adecuada. Si frenas de forma brusca, especialmente con condiciones desfavorables como la lluvia o el hielo, puede provocar un trompo y otras situaciones que te pueden sacar de la carretera o llevarte al carril contrario.

7- Al igual que en carretera y autopista, mantén la distancia de seguridad en todo momento con respecto al coche más cercano. Deja unos metros de más en condiciones de lluvia, ya que la distancia de frenado aumenta notablemente.

Para viajar protegido y con todo tipo de garantías, no te olvides de echar un vistazo a las ventajas de nuestro Seguro de Asistencia en Carretera.

La imagen que encabeza este artículo pertenece al usuario de Flickr stOl1.

Posts Similares

Deja un comentario

« »