Cuatro tesoros ocultos de la Comunidad de Madrid

May 2 • Top

La Comunidad de Madrid es la cuarta autonomía española por número de turistas extranjeros recibidos. Sin embargo, la mayor parte de estas visitas se concentran en la capital, frecuentando puntos de interés como la Playa Mayor, el entorno del Palacio Real, el Templo de Debod o el Museo del Prado.

Fuera de los habituales recorridos turísticos queda la periferia y el Madrid más rural. Sin embargo, no por menos frecuentados estos lugares son menos bellos, llamativos o poseedores de una larga historia. Coincidiendo con el día de la región, recorremos cuatro de estos tesoros que bien se merecen una visita.

Parque de El Capricho

Parque de El Capricho

Situado en el barrio de Alameda de Osuna, el Parque de El Capricho sigue siendo uno de los grandes desconocidos de la ciudad. Construido entre  1787 y 1839 a petición de la Condesa de Osuna, cuenta con 14 hectáreas de terreno en las que se emplazaron construcciones como el palacete, una pequeña ermita y un salón de baile.

Igual de destacable es su exuberante vegetación. En este aspecto destaca un laberinto elaborado con laurel, así como multitud de especies arbóreas: olmos, almendros, encinas y lilos, especialmente. El agua es un elemento presente en todo el parque, gracias a la ría navegable que serpentea por su interior.

Imagen: Viviendo Madrid.

 

Patones y la arquitectura negra

Patones

En su momento ya mencionamos a Patones como una de las micronaciones más curiosas de nuestro país gracias al rey hereditario que, según algunos documentos mantuvo hasta 1750. Hoy, sin embargo, vamos a hablarte de su gran interés turístico, especialmente el que despierta la zona superior de la localidad, Patones de Arriba.

La arquitectura negra, denominada así por el importante papel que juega la pizarra en sus construcciones, es uno de los aspectos más destacables de un conjunto en el que brillan con luz propia la Cueva del Reguerillo, la cavidad más importante de la región, y la Iglesia de San José, encargada por el Arzobispo de Toledo en 1653.

Imagen: Titozeus.

 

Plaza Mayor de Chinchón

Plaza Mayor de Chinchón

Elegida en 2008 como la cuarta maravilla de la Comunidad de Madrid, la Plaza Mayor de Patones está catalogada como una de las más bellas del mundo. Fue construida en la Edad Media y los edificios que la conforman cuentan con unas características galerías adinteladas y 234 balcones de madera denominados claros.

Durante su larga historia ha acogido multitud de eventos, tales como fiestas reales, proclamaciones, corridas de toros, juegos de cañas o autos sacramentales; además de ser utilizada, entre otras cosas, como plato de cine o corral de comedias.

Imagen: Choniron.

 

Hayedo de Montejo

Hayedo de Montejo

Los amantes de la naturaleza y los espacios abiertos no deberían perder la oportunidad de pasear por el Hayedo de Montejo. Situado en la localidad que le da nombre, Montejo de la Sierra, cuenta con una extensa fauna y flora. Además de varias especies de hayas, el bosque está salpicado de robles, encinas y pinos, en los que habitan zorros, jabalíes, gatos monteses, águilas reales, petirrojos, y muchos otros animales.

Además, dispone de tres sendas señalizadas para todos los públicos de alrededor de una hora y media de duración. Para garantizar su preservación, las visitas han de reservarse y se realizan en los siguientes horarios:

Del 1 de octubre al 30 de abril: de 9:30 a 15:30 horas.

Del 1 de mayo al 30 septiembre: de 9:30 a 13:00 horas, y de 14:00 a 17:30 horas.

Imagen: Jarmad78.

 

La imagen que encabeza este post pertenece a Marlene VD.

CaprichoChinchóncomunidadhayedoMadridMontejoParquePatonestesorosturismovisitar

Posts Similares

Un comentario en Cuatro tesoros ocultos de la Comunidad de Madrid

  1. silviu dice:

    Hola, yo quiero preguntar si la ley prohibe ir con el detector de metales por todas estas zonas. Gracias

Deja un comentario

« »