Aeropuerto Princess Juliana

Los 10 aeropuertos más curiosos del planeta

Mar 11 • Top

Colas de facturación de equipaje, tiendas ‘duty free’, puertas de embarque, controles de seguridad… Elementos como estos forman parte del paisaje de todos los aeropuertos. Sin embargo, lo que no es tan común es encontrarse con una vía de tren atravesando la pista de aterrizaje o aviones sobrevolando a pocos metros de cientos de bañistas. Este es nuestro recorrido por los 10 aeropuertos más curiosos del mundo:

 

¡Frena a fondo!

El Aeropuerto Juancho E. Yrausquin, ubicado en la isla caribeña de Saba, cuenta con la pista comercial más corta del mundo: sólo 400 metros de longitud. Esto, unido a su complicada posición, con altos cerros a un lado y acantilados en sus extremos, lo convierte en uno de los aeropuertos más peligrosos del mundo. Pese a ello, no se ha registrado ningún accidente en sus instalaciones.

 Aeropuerto Juancho E. Yrausquin

La imagen pertenece a Pia L.

 

Del avión a la toalla

La peculiaridad de este aeródromo no es que se encuentre cerca de una playa, ¡es que la pista de aterrizaje es la propia arena! Se encuentra en Copalis Beach, una playa bañada por el Océano Pacífico de la Costa Oeste de Estados Unidos.  Así es la llegada de un avión:

 

 

Elige un número del 1 al 7

Ni una, ni dos, ni tres, el Aeropuerto Internacional O´Hare (Chicago, Estados Unidos) cuenta con un total de 7 pistas de aterrizaje. Un verdadero caos visto desde las alturas.

 O´Hare-Chicago

La imagen pertenece al USGS National Map Viewer.

 

Un aeropuerto flotante

Los viajeros deben sentir un escalofrío cuando se acercan al Aeropuerto Internacional de Kansai. No es para menos, sus pistas están construidas sobre una isla flotante de 4 km de largo por 1 de ancho. Se encuentra en la bahía de Osaka (Japón) y para su construcción fueron necesarios, nada más y nada menos, que 10.000 trabajadores, 80 barcos y más de 10 millones de horas de trabajo.

 Aeropuerto Internacional de Kansai

La imagen pertenece a Tdk.

 

Sobrevolando bañistas

Tener un Boeing 747 volando a poco más de veinte metros de tu cabeza es algo que sólo puede ocurrir en un sitio: las inmediaciones del Aeropuerto Princess Juliana, en la isla caribeña de San Martín. Su pista de aterrizaje se encuentra a pocos metros de una concurrida playa y, pese a las advertencias de las autoridades locales, los turistas se juegan el tipo para tomar las mejores instantáneas.

 Aeropuerto Princess Juliana

La imagen pertenece a Takashi Ota.

 

Ahora aviones, luego coches

El Aeropuerto Internacional de Gibraltar es todo un clásico en este tipo de listados. La complicada orografía del peñón es la causante de que el único emplazamiento válido para un aeropuerto atraviese perpendicularmente la avenida Winston Churchill, que conecta la ciudad de Gibraltar con la Línea de la Concepción.

 Aeropuerto Gibraltar

La imagen pertenece a Andrew Griffith.

 

Aterrizando con cadenas

Frecuentado habitualmente por los esquiadores que acuden a las pistas del mismo nombre, el Aeropuerto de Courchevel está literalmente encajado en los Alpes franceses. Su pista, de tan solo 525 metros y aproximación muy complicada, suele estar rodeada de nieve y placas de hielo. Una experiencia sólo apta para pilotos experimentados.

Aeropuerto de Courchevel

La imagen pertenece a Hugues Mitton.

 

Aeropuerto Internacional, pero solo dos veces a la semana

Con sólo dos vuelos semanales, la pista del Aeropuerto Internacional de Funafuti, la capital del pequeño estado de Tuvalu, es la mayor parte del tiempo una zona de juegos tomada por niños, que organizan allí carreras y partidos de fútbol. La pista está atravesada, además, por una calle que une las dos partes de la capital.

Aeropuerto Internacional de Funafuti

La imagen pertenece a lirneasia.

 

Sobrevolar Francia, tocar tierra en España

La frontera entre España y Francia está trazada a escasos metros del inicio de la pista de aterrizaje del Aeropuerto de San Sebastián, por lo que si el avión entra por ese extremo los pasajeros tocarán tierra segundos después de sobrevolar el espacio aéreo francés. Bonjour messieurs, buenos días señores pasajeros.

Aeropuerto San Sebastián

 

Aviones y trenes compartiendo espacio

La particularidad del aeropuerto de Gisborne (Nueva Zelanda) es que su principal pista de aterrizaje está atravesada por la vía de tren que une la localidad del mismo nombre con Palmerston.

aeropuertosaterrizajecuriosidadescuriososextravagantespistas

Posts Similares

Un comentario en Los 10 aeropuertos más curiosos del planeta

  1. Una entrada muy interesante, no es lo normal estar tranquilamente en la playa y que un avión pase por encima… ¡a menos de treinta metros!

Deja un comentario

« »