Sede Allianz Global Assistance

Construyamos empresas a la altura de los consumidores

Feb 13 • Opinión

Inauguré mi espacio en Think Assist haciendo una breve reflexión sobre los cambios y la evolución de la comunicación, algo que resulta cada día más evidente para todos y que nadie puede o debe obviar, al menos, en cuanto se refiere a la gestión de una compañía y a la relación con sus clientes. Pero los cambios en el mercado y en la sociedad van mucho más allá. Sea por la coyuntura económica o la evolución del cliente/consumidor o por ambos factores, las empresas se mueven hoy en un contexto en el que no sólo deben ofrecer los mejores estándares de calidad en sus productos o servicios, sino que han de diferenciarse en el mercado y cuando hablo de diferenciación no me refiero únicamente a crear o rediseñar un logotipo, sino a incorporar, más que nunca, los criterios de coherencia y transparencia entre los valores de las compañías.

Los consumidores ya no compramos o contratamos los servicios de la primera empresa que nos seduce con cantos de sirena. Buscamos y demandamos conocer los valores de una marca, su nivel de compromiso con la sociedad, sus criterios éticos y cómo éstos se reflejan en su responsabilidad hacia el consumidor, los miembros de su equipo y, en definitiva, a la sociedad. Ya nadie cree en promesas de excelencia, compromiso y responsabilidad con los clientes si en el proceso de producción o gestión de ese producto o servicio no se aplican premisas de sostenibilidad, solvencia y fiabilidad.

Hace ya tiempo que se acabaron las buenas intenciones sobre papel que se desdibujaban, en ocasiones, llegado el momento de actuar. Los consumidores han cambiado y reclaman ser escuchados y tener respuestas eficaces a sus necesidades. Esto se traduce en una gran oportunidad para todos aquellos que somos actores del mercado -sea cual sea nuestro sector-: la opción de reinventarnos, de superarnos y, sobre todo, tal y como recoge el eje del 1er Congreso Nacional de Marketing y Ventas -que se celebrará en Marzo en Madrid- de “Renovarse para vender”, un reto al que nos enfrentamos todos y en el que los responsables de marketing y ventas de las compañías tendrán un especial protagonismo demostrando su capacidad de evolución y adaptación cambiando su manera de trabajar en respuesta a los nuevos modelos.

Si todos los que configuramos el mercado hacemos lo mismo que el año pasado encontraremos los mismos obstáculos del año pasado y tendremos los mismos resultados que el año pasado. ¿Alguien puede conformarse con eso? Yo, personalmente, no.

empresasfuturomarketingresponsabilidadretos

Posts Similares

Deja un comentario

« »